La melamina es un tablero de madera recubierto por una lámina decorativa saturada con resinas melamínicas, que se termofunde a ambas de caras del tablero, otorgando una superficie totalmente cerrada, libre de poros, dura y resistente al desgaste superficial. Al ser un laminado decorativo de baja presión es considerado hoy en día una de las mejores alternativas del mercado de recubrimientos para muebles.

Ventajas de la melamina:

  • Presentación en variedad de diseños, colores y espesores.
  • Superficies de acabados resistentes a la abrasión y al desgaste.
  • Caras impermeables, capaces de soportar altas temperaturas.
  • Ahorro en inventarios, espacio de almacenamiento y tiempo de producción.
  • No permite el desarrollo de microorganismos.
  • No requiere trabajo adicional de terminación.

En sus diferentes presentaciones de color y diseño, la melamina es un producto que no requiere trabajo adicional de terminación y ofrece las ventajas asociadas a un material industrial.